Otra vía.

Copia de cortesía a C’s: Este artículo de Alejandro Chafuen. Hayek como forma de evitar que algunas inquietudes legítimas sobre la integridad del ethos de las sociedades libres occidentales sean cooptadas por movimientos de tipo etnicista o autoritario. Una consideración de la herencia cultural, de los aspectos religioso-morales, no es ilícita desde un punto de vista liberal;  Friedrich era agnóstico y Marcello Pera es ateo.

Puesto que la semana pasada C’s  escogieron retratarse y no desmarcarse de la enésima operación  en el programa de blanqueo de un régimen fraudulentamente democrático y programáticamente antirreligioso. (Como se ha explicado, si el fondo de la cuestión hubiera sido mover los restos se hubiera presentado una proposición de ley, no se habría montado un número de cara a la galería para, votando, ciscarse en el finado).

En la España de los 30  el liberalismo ya era,  predominantemente, del tipo continental que criticaba Hayek:   antagónico con la tradición y la religión. Toscamente racionalista y anticlerical, ( con sus notas autoctonas como lerrouxista, demagogo, vividor y masoncillo). No se si les viene algo a las mientes… Nula consideración a aquello recibido por evolución  histórica. Una reconstrucción  parcial, selectiva, de la cultura  francesa. Súmese un socialismo dado a la insurrección y a corto plazo pueden pasar cosas.

Con su ADN fundacional, no sorprende tanto que C’s derivara hacia esta opción de su nuevo ideario. Hábitos y mentalidades ya establecidas son duras de pelar. El reproche de colaboracionismo es injusto. Pero hay elementos históricos de la agenda liberal como las libertades de conciencia , culto y expresión que no tienen presencia destacada en ningún programa. Preocuparán poco. Tampoco ha habido respuesta política parlamentaria cuando estas libertades han sido recientemente atropelladas.  Contrariamente a los católicos ingleses en el XIX, los españoles no pueden contar con los whigs. Y tampoco ha habido respuesta política enérgica a pulsiones neocorporativistas, a izquierda y derecha, muy evidentes.

En fin, que si descontáramos la perspectiva y las e inercias históricas, ya estaríamos elucubrando con alguna  biopolítica perpetrada por una clique de oportunistas. Quizá, principios teóricos aparte, no les haría daño pensar menos en los donantes y más en los votantes.

Continua llegint

¿Al final? Sí, huele a intercambio de prisioneros, etc, etc.

Algo en positivo. Y si los parlamentarios de la comisión hubieran sido más independientes de las hipotecas pasadas  de las maquinarias de sus partidos?. Menos cómplices de su  corrupción potencial futura .

¿Y si la omertà no garantizara la reeleción?

Este señor recogía una idea que introduciría con relativa facilidad  una proporción de representantes con mandato mayoritario. Eso  independizaría a los parlamentarios de las burocracias de sus partidos.

No premiaría tanto a dóciles, tiralevitas rastreros, buttboys gangosos y reatas de buhoneros . En este caso concreto los haría menos dependientes de clientelas extrapolíticas…Al diputado por San José y al diputado por San Antonio se los podría sobornar, pero no coaccionarlos con su exclusión de las listas.

En último termino, no haría  el caldo gordo a tanto demagogo, vendedor de humo, peronista, bolivariano,  filoetarra o mojón del pensamiento somosagüense . Que es lo que acaba por ocurrir.

Léanlo cuando salga. . Las actividades de política cultural del Congreso por la Libertad de la Cultura  durante la Guerra Fría, pero esta vez en España . Un trabajo que quedaba por hacer. Actual.

La gracia que tiene, de manera secundaria (y tampoco tanta…). Gustavo Bueno desde la tumba (jonsista y filocomunista cómo Montero Díaz) y aún despotricando de los laínes, de  arribistas como Aranguren,  calvofontanes  confesionales y demás que desplazaron al establishment azul en los 50.

Y no tiene tanta gracia porque así-todo.

Montesquieu usó las cartas entre dos musulmanes de un régimen teocrático para llegar a algunas conclusiones críticas sobre la Francia del XVIII. El extranjero (el foráneo en cultura o en ideología) no da por sentado lo mismo que los indígenas. Tampoco deberían descartarse de entrada resultados obtenidos partiendo de aquello que podría impugnarse en seguida como categorías totalitarias.

Y todo el mundo que parece encantado de entrar al trapo…

Bueno, ¿que es lo que haríamos si no estuvieramos dedicándonos al “estilo” ?dwalin where's the meat? photo dwalinwheresthemeat_zps7c24cc36.gif (esto es dedicándonos  al postureo, a la vacuidad posmoderna, al discurso huero,  a la farsa y a la insustancialidad como disfraces de la inercia burocrática.)  Lo que haríamos sería retirar  la normativa Zapatero, con la que se entró a saco en los vínculos simbólicos y axiológicos de las FAS con su pasado.  En lugar de buscarle recovecos legales, empezaríamos por las reformas de las Reales Ordenanzas y el reglamento de honores. Todo el aparato normativo con el que un iluminismo cateto aspiró a segar el vínculo histórico de las FAS con un pasado y unas tradiciones tenidas, de manera vergonzante,  por execrables.

Haríamos política, no gestos.

Pero no ocurrirá con las defensa y las FAS como no ha ocurrido  en otros aspectos . Como no ha ocurrido hace nada con la política respecto a Venezuela; donde Dastis hace de Laval, allí donde  Moratinos  hizo de Ribbentrop. O como no ha ocurrido con las leyes de género que segaron la igualdad ante la ley. O el aborto.

It ain’t happening.

Pues los valA media astaores fundamentales y conceptos que debieran guiar una política andan también arriados a media asta. Y esto es lo que hay por ahora.

 

 

en el tintero..

Un par de perplejidades..Resultado de imagen de trileros

Que si sirve de algo  que Ciutadans logre  comprometer al Gobierno a empezar por las subvenciones a la hora de auditar el gasto público… si a la hora de la verdad se ha cambiado el criterio judicial para  que baste que los fondos se entreguen:y cuando los fondos  no se dedican al fin para el que fueron solicitados (y sean dedicados a “asar vacas” p.ej.) ello no constituya delito…

Algo que, según parece, puede reducir  los marrones de la “hunta” a la décima parte.

Y seguro que en C’s van con la mejor de las intenciones. Pero se parece algo a los toros a la portuguesa. Se torea, se muestra habilidad ,  pero no se sacrifica al” bicho”. No es por vis punitiva, es lamentar la pérdida del efecto disuasor del reproche penal que sí se aplica en otros casos de menor escala.  en fin. Más todo el entramado amiguetil y clientelar que subsiste así…

(cont…)

Continua llegint

Pues casi mejor así. Casi mejor derrochar esfuerzos enseñando a trotar a un caballo viejo, y no  intentando (otra vez) aplicar un programa de reformas apoyándose en un partido que no es reformista. Quizá ni reformable.

Lean el perfil que le hizo  Román Piña.  Como historiador, incluye entre las circunstancias externas algunas medrosidades seculares de la isla:  pero debe mencionarse a una dirección que, desde Madrid y en silencio, siguió y sigue otra agenda. Y que no movió un dedo.

Tampoco, (cfr. Jorge Campos), tampoco haría falta volverse colega de judo de Putin como algún tarzanito. Precisamente ahora. Si se cree que la reforma de la administración del Estado no debe desaparecer de la agenda están los del CINC o los de Gorka Maneiro.

Continua llegint

Alguno  preferirá olvidarse rápido del tema. A otro  o al mismo puede picarle la curiosidad  de porque la figura de Vara de Rey fue considerada memorable, rememorable etc, etc.  Una herencia a transmitir y no más bien a sepultar en la tranquilidad del olvido. Si es así puede clicar abajo.

Continua llegint

Mal  no puede parecernos..Integrated busing in Charlotte, North Carolina

Aquí un rollete de hace dos años para  justificar ese tipo de medidas. Aunque son de esperar incomodidades por ambas partes; la afinidad y la homogeneidad son cómodas, instintivas… No seríamos ni mucho menos los primeros en pensarlo,  ni en decirlo; en publicarlo ya ..

No las merecen, para eso estábamos los ur-trumpistas, paleo-libertarios , etc. Y además porque es mejor no pensar mucho en si es demasiado tarde.