“fuera de plazo y con sobrecostes, una y otra vez”

A demasiados les sorprenderá que el think tank anarcocapitalista Instituto Cato muestre un escepticismo de principio  ante proyectos faraónicos de infraestructuras. (ante los del programa de Trump y los de antes de Trump).

Quizá no tanto si el desparpajo de Willie Brown,  alcalde de San Francisco, les recuerda cosas:

“Déjenlo ya, en el mundo de los proyectos municipales el primer presupuesto es un anticipo. Si la gente conociera de entrada el coste nunca se aprobaría nada. Se trata de ponerse en marcha. Empezar a cavar un agujero y hacerlo tan grande que no exista alternativa a que alguien venga con el dinero para rellenarlo”

El artículo original.  Este concluyes-l1600 con algunos ejemplos de medidas no voluntaristas para mitigar esas dinámicas  empeñadas en saquearnos: (favoreciendo  el fraude, la captura de rentas, los problemas de agencia…). Y parece que no es una apreciación subjetiva, cuanto mas chulo el proyecto sobre el papel , más factible es su aprobación, y más  calamitosa su ejecución y operación.

Aquí un liberal, (y tan nacionalista español como pueda serlo alguien nacido en Chile) al que  esa luz de gas a los del cinturón no le  acaba de convencer. En fin…images

La cuestión tendrá consecuencias, porque es más fácil que un liberal entienda el elevado intervencionismo que acepta la sociedad española (donde sólo un 7% se identifica con una actitud liberal), que un socialdemócrata abrace el liberalismo al que percibe como un salto en el vacío.

Que lo del referendum podía ser falso, ya se había dicho desde otras fuentes. (*)Y aun así,  alguien puede sentirse inclinado a inflamarse de indignación con  Sánchez por ofrecerse a retirar las denuncias contra los políticos del procés etc.,( “traidor a la patria”). Pero ¿acaso no hubo en diciembre una oferta sorayo-marianista  de retirar los  recursos de inconstitucionalidad ? “Rebajar los litigios” , se tituló entonces. ¿No fué igual de grave abandonar cualquier ficción de defensa de los derechos lingüísticos de la Cataluña castellanohablante,  renunciando a ampararlos con la ley común y dejándolos a su suerte?. Y ello para que la vicepresi abriera despacho en Barcelona interpretando a Marisol. (©Nicolás Redondo), entre cierto guaseo del nacionalismo, con sus pujos de opositora.

Diríase que así no. Que, precisamente así, seguro que no.

Continua llegint

Una reflexión de Felix Ovejero, citando a Juan Marsé al final de su articulo “La izquierda, el nacionalismo y el guindo”.  La caricatura como algo que no sustituye al análisis , pero a veces lo puede superar, pues “permite resaltar unos trazos que, a la postre, resultan los más relevantes”.

Nada inaplicable, siendo ecuánimes, a operadores políticos de otros signos,  marcas y géneros . Aunque esta vez el reproche pudiera ser menos de traición de clase (en algún caso sí) que a sus  connacionales y a la Constitución:

Continua llegint

Un apunte a una carta  por lo demás admirable.

Sucedió que a los asesinos de su abuelo Luis los  liquidaron  unos marinos,  a todos y cada uno; y que lo celebraron cenando cordero. Así , en su caso, proporcionalidad y retribución , dos componentes de nuestra concepción intuitiva de la justicia, quedan satisfechos. Sin embargo cuando hay impunidad pudiera no resultar emocionalmente tan fácil ignorar las befas y mofas con el asesinato de amigos y familiares :  decir “no tiene en absoluto la capacidad de humillarme”. Pudiera no ser fácil de entrada en otros  300 casos sin resolver; o cuando, si resueltos, andan los asesinos chiquiteando, y sus compinches políticos sentados en instituciones. Se trataría de un esfuerzo extra de altura de espíritu que no pudiera esperarse de todos;  de gente ordinaria, ni santos ni héroes. De esa gente ordinaria  que, frente al “entorno”,  puede beneficiarse del amparo de unos precedentes y una jurisprudencia bien sentada..

Nadie pretende tampoco que la autora de la carta, desde su calidad humana, le esté exigiendo eso a alguien; pero ya se ve a que sardinas querrán arrimar algunos ese ascua.

Continua llegint

Varadelrey1Ale pues, probando a borrar la historia. Probemos a eliminar del callejero y del espacio público todo lo que no sea frentepopulista, . A ser posible enfrentando vía consulta; a ver que ocurre. Por un lado al recuerdo de los hijos mas distinguidos de España cómo sujeto histórico y político, y por otro las denominaciones autoćtonas. Donde no llegue la ley de memoria histórica que llegue el tipismo. Y tendrá su guasa … pero no es tan relevante que el arraigo de alguno que ande impugnando la denominación de la plaza, no seaJoaquín Vara de Rey.jpg menos tenue y azaroso que el del general. Que no es que no haya siquiera nacido o pasado aquí su primera infancia: es que ni se habría empadronado de no ser por el  descuento de avión y la tarjeta sanitaria. (*), por no hablar de dejarse el pellejo en el campo.

Dado alguno de los argumentos sobre la mesa, parece más relevante que el proyecto para la eliminación de Vara de Rey como nombre de la plaza se enmarque en otro plan no menos concertado, en un designio no menos deliberado en su concepción y aplicación que la suscripción voluntaria que reunió los fondos para su erigir su estatua .  (Al contrario, solo había que ver a  quienes acudían a alguna presentación). Es hoy el plan de una cierta “España”, “cómoda”, según la describió alguno. Una España de pijas hippiongas salidas de una comuna de San Carlos, de etarras salidos del trullo…Uncidos a dos en su autoindulgente alienación sesentayochista respecto a los valores de la España liberal.

En el fondo, una acción alineada en el sentido de ese plan tampoco puede disminuir en un ápice el valor en el sacrificio de una vida: algo que los ibicencos, como herederos de una historia más bien agitada, supieron en su momento reconocer y honrar. Una historia bien otra:  con poco de “flower power”, con poco del confort  del “último hombre”, y con muy poco espacio también para “escarruixos” de pudibundez irenista. El recuerdo de esa historia es un vínculo con un pasado que muchos aspiran a quebrar. Pero que tampoco va a cancelarse por una decisión administrativa.

(*) No pocas empresas de marketing recuerdan como los partidos se financiaban vendiéndoles los datos del censo electoral. El método propuesto para la consulta tiene las mismas garantías de confidencialidad que los referendums revocatorios bolivarianos. Más que idóneo para crear una lista de vecinos militaristas, colonialistas,  tradicionalistas, reaccionarios, etc, etc. No son los datos, en opinión de uno,  que debieran circular  entre ninguna reata de buhoneros filoetarras, funcionarios comunistas,  etc, etc. No lo hagan, mejor…

ternura política.

Rod Dreher sobre un aforismo de Flannery O’Connor, y de la complicidad en el camino gubernamental desde la “ternura” al totalitarismo. Debía chocar menos a mediados del siglo pasado , cuando estaba  fresco aún el recuerdo de  los efectos de algunas  apelaciones a la piedad y el sentimentalismo  : el recuerdo de su instrumentalización desde un punto de vista neopagano para arrasar  con garantías y derechos fundamentales , (o con “tabúes” milenarios..).

Kundera:

(..)Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga. En el reino del kitsch impera la dictadura del corazón.

 mutatis, mutandis..y sin mutar el concepto, pues ya saben.

(y ojo con los y las cursis.)

Continua llegint

¿Y de la pasividad de “Eivissa pel Canvi”?

La pasividad a la hora de pactar gobierno y cargos con un PSOE pringado en Eivissa-Centre, al que el runrún atribuía estar en la pomada, y, por lo que nos cuentan ahora, ansioso de aliarse con “sectores económicos” ¿Se puede retener así alguna credibilidad como marca regeneracionista? Sin ese elemento a hacer puñetas la transversalidad y la relevancia de los independientes:  izquierdismo, separatismo i prou.

No es “y tú más” porque no es más, pero es algo: y aunque poco,  quizá fuese suficiente.

Recuerden de paso a ese notorio que andaría mascullando “¡Pilar, no tienes ver-guen-za!”,como un mantra tibetano. La vergüenza es una emoción pública, si  no se hace público el acto vergonzoso,  el reproche es privado. Si uno reprocha indiferencia pétrea a la censura pública sin evidenciar nada públicamente censurable  alguno barruntará infamias secretas…

Continua llegint

Después de lo de “Kellogg’s”,  una forma de entender algunas redifusiones recientes  es que un  sector pro-Trump ande mosca por otra prevaricación  flagrante  del “establishment” político-mediático, izquierdista; con su doble estándar y las inmunidades tácitas de sus tentáculos.

Que si llega a  tratarse solo de un cura…Algo inevitable hacerse la reflexión.

Los panegíricos castristas, videos de Silvio Rguez. etc. la pedorrez, puede hacer pasar inadvertido a Monedero y su   fraternización borroka, en Alsasua : lo del “podemismo” con los etarrillas navarros,  porcinísima consustancialidad ontológica.

(o lo mimmo de lo mimmo)